Categorías
Redacción comercial Consejos SEO

Artículos para blog que generan beneficios reales

Cómo escribir o contratar artículos para blog que lleguen a las primeras posiciones de Google.

En Redactia ofrezco artículos para blog. De eso va este negocio. Escribo textos competitivos que luego publico en las webs de mis clientes.

¿Qué quiero decir con competitivo?

Un artículo competitivo es aquel que resuelve dudas o necesidades para la persona que lo consulta.

Por otra parte, transmite los valores del cliente o publicita de una forma más o menos explícita sus servicios o productos.

artículos para blog
Imágenes de Danielle MacInnes.

El equilibrio entre estos dos factores, sumados a ciertas estructuras promovidas por Google, da como resultado un artículo competitivo.

Pero existe un pequeño problema. En ciertos sectores, la competencia es elevada, así que tu flamante post no logra ponerte a la cabeza; y si lo consigue, lo logra por poco tiempo.

Cuántos artículos hacen falta para posicionar mi negocio

Bastantes. Diría que muchísimos, aunque primero dependerá del sector en el que te muevas.

Algunos, de tan verdes que están, tan solo requieren una mínima regularidad para generar beneficios. Otros, debido a esa alta competencia de la que hablaba más arriba, esa regularidad puede llegar a ser diaria.

En el segundo caso, como empresa, ¿vale la pena embarcarse en la compra de artículos para blog?

Claro, porque de otro modo te quedarás cada vez más lejos de la competencia. Si el mercado marca el ritmo y tú no quieres seguirlo, ten por seguro que el mercado no te esperará.

No tendrás más remedio que ganar clientes por otros canales, ya sea la publicidad online o tradicional; o ampliar tu plantilla de comerciales.

Al final, el gasto será el mismo o mayor.

Redactar artículos para blog por tu cuenta

Es la opción económica en el caso de que domines el negocio y quieras dedicar cierto tiempo a la redacción publicitaria. La llamada redacción SEO.

Si se conjugan habilidad y disponibilidad, podrías iniciar una estrategia de contenidos sólida. En el caso contrario, invertirás unas energías que se disiparán a la mínima de cambio.

Mi consejo es que, en caso de embarcarte por tu cuenta en la redacción de artículos para blog competentes, comiences por metas pequeñas, atiendas a los resultados y, dependiendo de ellos, decidas si mantenerte o ir más allá.

Comienza con un post por semana de una extensión razonable, entre 300 y 500 palabras. Échale un vistazo a guías y artículos que explican cómo redactar un post. Analiza antes qué está haciendo la competencia. Una vez tengas bajo control todos estos factores, adelante.

En caso de contratarme, ¿cómo lo haría?

Lo primero que hago en estos casos, es analizar el sector. Indago por las webs de la competencia y de aquellos medios que la favorecen (o donde se anuncia), extrayendo conclusiones que facilitarán la estrategia.

Con todos estos datos, identifico una serie de temas y términos en boga dentro del sector. Ya sea terminología concreta o combinaciones de palabras que, por lo general, consiguen ventas.

El siguiente paso es trasladar esas palabras clave a los artículos del blog (o sección de noticias, ya que cada empresa es distinta). Palabras clave que, por otra parte, no deben sonar postizas o enganchadas con cola.

¿Postizas para quién?

Por un lado para el hipotético cliente, que se irá de la web a la mínima que note que le estás dando gato por liebre.

Segundo, Google y sus robots rastreadores. Los robots rastreadores son programas que captan contenidos. Escanean tu web y se quedan con la información que consideran relevante. Imaginad una plaza llena de gente que levanta la mano en busca de una oportunidad. Digamos que, si haces bien los deberes, tus contenidos levantarán la mano por encima de los demás.

Lo último que hago —semanas después, eso sí—, es confirmar si dimos en la diana con el artículo para ese blog. Analizaríamos la recepción de este en redes sociales y en los resultados de búsqueda gracias a herramientas como la Google Search Console. La Google Search Console es una herramienta útil que ofrece información valiosísima. Aunque mi intención es dedicarle un post en el futuro y desgranar aquellos datos que son útiles para el redactor freelance, en este texto avanzaré lo fácil que es detectar los términos que mejor posicionan en nuestra web. De este modo, no solo sabemos que quieren los clientes de nosotros, también podremos centrar nuestros esfuerzos en redactar artículos que mejoren esa visibilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.