Categorías
Redactia Barcelona

Cómo hacer tu propio SEO en tan solo unos pasos

Seamos realistas, no todas las empresas se pueden pagar a un consultor SEO.

Algunas pueden pagarse una parte, pero este negocio tiene muchos factores. Tarde o temprano tendrás que aprender cómo hacer tu propio SEO.

Aún puede ser peor. Quizá ni tengas idea de lo que es el SEO. Te han dicho que va bien para el posicionamiento, pero poco más. Y por muchos blogs que lees, te quedas absolutamente igual.

Cómo hacer tu propio SEO
Imagen por Merakist.

Para empezar, qué es el SEO

El SEO son unas siglas. Significan Search Engine Optimization (Optimización para los motores de búsqueda).

La optimización logra que tu web aparezca bien arriba en los resultados de Google. Y cuando digo bien arriba, me refiero a la primera página. Las demás importan menos.

A más visibilidad, más visitas. A más visitas, Google te tiene más en cuenta. Si Google te tiene en cuenta, serás de los primeros cuando alguien busque tus productos o servicios. ¿Facil, no?

Cómo hacer tu propio SEO paso a paso

A continuación, os detallo alguno de los pasos que, a mi parecer, deberías tener en cuenta al preguntarte cómo hacer tu propio SEO. No están todos, pero sí los indispensables.

Paso 1. Confirma que tu web está optimizada

Uses el sistema que uses, tu web debe rendir al máximo.

Quiero decir que tiene que ser rápida, ya que Google penaliza a las webs lentas. Si por lo general no nos gusta esperar en un negocio físico, imagínate la poca gracia que nos hará en uno online.

La elección del hosting también es importante. Interesa que esté en el mismo país en el que desarrollarás tu actividad. Algunos hostings económicos tienen por pega, entre otras cosas, que se ubican en el quinto pino. Es el mismo drama que tener a tu distribuidor lejos. Por fuerza, los envíos serán más lentos.

Paso 2. Arquitectura de tu web

¿La arquitectura de tu web es correcta? De nada sirve tener una web rápida e invertir un pastizal en Google Ads si luego tu página es un galimatías en el que comprar es un ejercicio imposible.

La claridad es fundamental, así como la distribución de la información. Los contenidos deben establecerse en un orden concreto. ¿De qué sirve saber que tu producto es bueno si aún no has descrito qué vendes?

Paso 3. Instala herramientas de analítica

Tienes que saber en todo momento cómo se comportan los visitantes. Para ello, existen diferentes herramientas de análisis. Las principales son gratuitas, como Google Analytics y la Search Console de Google. Con estas dos y cierto trabajo puedes construir una estrategia consistente, advertir las flaquezas del sitio y construir a partir de los puntos fuertes.

Si tu presupuesto lo permite (que va ser que no o no estarías leyendo un post sobre cómo hacer tu propio SEO) puedes contratar herramientas como SEMrush o Ahrefs. El problema es que estas herramientas son un mundo y tendrás que aprender a manejarlas bien o estarás tirando la pasta.

Otras herramientas que pueden irte bien son los mapas de calor, heat maps, para que la búsqueda te sea más sencilla. Estos sistemas identifican las zonas calientes de tu web, especialmente, dónde se detienen o hacen clic. De este modo, puedes rediseñar tu web en consonancia con estos hábitos, por ejemplo.

Paso 4. Estudia las palabras clave a las que apuntarás

Las keywords son un elemento indispensable en el SEO de una web. Determinan cómo quieres que te encuentren los usuarios.

Parece de cajón, pero estas palabras clave deben relacionarse con los productos o servicios que vendes. Si hablas de temas que posicionan bien pero nada tienen que ver con tu negocio, Google se olerá la trampa y te penalizará.

La elección de las palabras clave es trabajo arduo en nichos competitivos. Piensa que luchas por las primeras posiciones en una carrera de miles, así que no desfallezcas, sé un buen corredor de fondo. También has de tener en cuenta que quizá no estés en forma para un triatlón, pero quizá puedas hacerlo mejor en la media maratón que organizan en tu pueblo.

¿Qué quiero decir con esto? Que es probable que nunca posiciones por la keyword “zapatillas deportivas” pero sí en “zapatillas deportivas rojas en Pozuelo de Alarcón”.

Para la investigación de palabras clave también dispones de herramientas buenas y gratuitas. Algunas de Google, como no, y otras al margen del coloso, como Ubersuggest (aunque genera resultados que también pasan por Google).

Paso 5. Enlaces entrantes y salientes

Me he saltado el paso de generar contenido porque en este blog ya tengo artículos mejores. Eso sí, para este me quedo con la parte de los enlaces, pues es determinante en el éxito o el fracaso de tu estrategia.

En mi experiencia, sin backlinks o enlaces entrantes, no eres nada.

Básicamente, arrojan un mensaje de relevancia. Suponen el clásico boca oreja llevado al entorno Google. Una web relevante puede decir que otra también lo es con un simple enlace. Traslada su autoridad.

¿Cómo conseguir esa autoridad?

Esa es la parte compleja. Hay gente que ha hecho un oficio de la búsqueda de backlinks. Puedes seguir estrategias orgánicas, dejando comentarios en blogs o foros (aunque esto cada vez es menos relevante) o escribir personalmente a las webs que te interesan para que recomienden tus servicios. Es difícil, y en algunos casos te pedirán dinero, pero aquí sí que tienes que perseverar porque se han dado casos de webs que no alcanzaban el estándar y que se auparon hasta las primeras posiciones gracias a los enlaces.


Con esto creo que es suficiente para empezar. Si te preguntas cómo hacer tu propio SEO, con estos consejos tienes trabajo para semanas. Y recuerda que esto del posicionamiento no es fruto de un día. Lo más seguro es que en el futuro tengas que actualizar la estrategia o tomar medidas nuevas. Es un work in progress, al igual que en un negocio físico te cuidas de que todo funcione perfectamente.