Categorías
Redactia Barcelona

Cómo redactar textos para web

cómo redactar textos para web

Llega un momento en que decides crear una web.

Buena idea, por eso dejas el proyecto en manos de terceros o, quien sabe, si dispones de tiempo, tú misma te encargas del diseño y del desarrollo, que aunque vayan de la mano, son términos distintos.

Puede que optes por una plantilla predefinida o comiences a consultar tutoriales para ahorrarte unos dinerillos. Perfecto también.

El problema llega cuando hay que redactar textos para web. En este punto, surgen un obstáculo insalvable: si escribir no es lo tuyo, por mucho que pruebes y pruebes y pruebes, no ocurrirán milagros.

Por suerte, puedes acercarte a unos textos profesionales con los siguientes consejos.

Apuesta por la claridad

Tu mensaje debe ser claro, poco retórico, ya que enrollarse como una persiana transmite la sensación de que quieres vender motos.

Igualmente, las ambigüedades despiertan el recelo de los lectores. Podrían llegar a creer que no sabes de lo que hablas, que tiras de una fórmula predeterminada que tanto vale para un roto como para un descosido.

Exigirías lo mismo de un negocio “físico”. Imagínate ante un mostrador y ante un dependiente que es incapaz de solucionar tus dudas.

Demuestra tu experiencia

Ciertos sectores requieren una terminología determinada. No basta con decir que eres bueno, lo has de demostrar. Tampoco sirve unir palabros técnicos al tuntún. Igualmente huele a humo.

La gente quiere leer que estás al corriente de lo que es A, que beneficios aporta y cómo responde cuando se relaciona con B y C.

El pacto comercial

Existe un pacto invisible con tus clientes en el que todos estáis de acuerdo de que se está dando una transacción comercial.

Podéis perderla en el caso de que enfaticéis los mecanismos de venta. Al volverlos hostiles, la gente se defenderá de ellos y renunciará a comprar en vuestra web.

El caso contrario es mantener un discurso tibio, informativo, que no manda señales de venta al cliente. Este, a la que ha aprendido todo lo que debe aprender del producto o servicio, se marcha a otra web a comprarlo.


Sé que resulta difícil encontrar un término medio a la hora de redactar textos para web, pero la mayoría de veces responde más a la práctica que a un milagro comercial. De los errores se aprende, que no os digan lo contrario.