Categorías
Consejos SEO Redacción comercial

Cuándo comprar artículos para mi blog

Seguimos con nuestros consejos honestos sobre Inbound Marketing con una pregunta que, tarde o temprano, una marca interesada en esta metodología se formula.

comprar artículos para mi blog

¿Cuándo debo comprar artículos para mi blog?

Buena pregunta, y aunque no exista una respuesta concreta, sí que se dan una serie de indicadores que la facilitan.

El primero es el presupuesto que tienes asignado para publicidad. Piensa que solicitas un trabajo moderadamente complejo (depende del sector) en el que, si todo va bien, el redactor freelance que contrates echará, como mínimo, dos horas por post.

Olvídate de esas empresas que te ofrecen artículos a peso. Tras ellas se esconde la baja calidad o profesionales estrujados como un limón.

Piensa que la redacción de un artículo SEO incluye otros factores más allá de la redacción, como la búsqueda de palabras clave, enlaces, imágenes, etc. Esos elementos también deben trabajar por la causa, no basta con publicarlos al tuntún.

Comprar artículos cuando lo necesites

En ocasiones he visto a agencias que ofrecían la creación de un blog “porque sí, porque está de moda”. Entienden que genera contenido pero se olvidan del tiempo que requiere este árbol para dar frutos.

Quizá no sea tu caso. Quizá esta herramienta de inbound marketing sea la menos útil en tus comunicaciones. A lo mejor ya te vale con cuidar los boletines o los correos electrónicos.

Antes de meterte en algo como un blog, pregúntate qué beneficios te proporciona.

De no hacerlo, una vez agotes tu presupuesto, el blog se morirá de risa por la falta de continuidad.

Lo mismo si piensas gestionarlo por tu cuenta. Recapacita antes de abrirlo: ¿Podrás escribir regularmente?

No hay nada más feo que una web con artículos de hace tres años.

Comprar artículos para mi blog es una inversión regular

Lo dicho. No puedes empezar esta carrera y abandonarla a medio camino.

Si eres consciente de que tu presupuesto es limitado, en lugar de gastarlo de un tirón, plantéate agotarlo progresivamente. ¿De qué sirven ocho publicaciones en un mes si luego caerán a cero? Casi son preferibles dos publicaciones durante cuatro meses. Generan cierta regularidad que los buscadores entenderán mejor que el anterior sprint.

Además, a nivel estadísticas, podrás comprobar la eficacia de uno u otro sistema. En estos casos, emplea la Google Search Console para salir de dudas.

Implementa la compra de artículos en tu estrategia

La presencia de un blog en tu web no garantiza mejor posicionamiento.

Triste, pero cierto.

Para que la compra de artículos salga a cuenta, debe existir una estrategia detrás que ponga en movimiento esos contenidos.

Primero, ¿existe una demanda de información? Esta pregunta la resuelve un análisis del sitio y una buena estrategia de palabras clave.

Segundo, ¿has identificado tu buyer persona? Porque quizá estés escribiendo para un sector que ni se toma la molestia en atender a los consejos que les den. O no están para historias.

Tercero, ¿quién distribuirá esas noticias? Si el post no tiene salida pública, el trabajo de posicionamiento empeora. Quizá llegue a aparecer en Google por méritos propios, pero estaría bien el empujoncito que siempre dan las redes sociales.

Existen otros factores antes y después de los comentados, pero no quiero llenaros la cabeza de ideas. Quiero que tengáis confianza en el Inbound Marketing. Hay soluciones para todos los presupuestos.