Categorías
Redactia Barcelona

La curación de contenidos a fondo

La curación de contenidos es un ejercicio que todos hacemos en mayor o menor medida.

En Internet abundan los artículos, las imágenes, los vídeos, etc., con potencial para compartirlos con otras personas.

Es más, seguro que en alguna ocasión has enviado a familiares y amigos noticias que podían serles de interés.

curación de contenidos en redactia

Pues la curación de contenidos es el siguiente paso: la recopilación y filtrado de materiales que luego irán a tus redes sociales.

Sea cual sea el destino, estás trabajando con contenidos que no son tuyos, pero qué haces tuyos al establecer conexiones entre ellos o, directamente, al crear una línea editorial.

No te sientas culpable

Algunas personas ven con malos ojos que se empleen los contenidos de terceros para lucrarse.

Dejemos clara una cosa: la curación de contenidos no se aprovecha del trabajo de otros. En su lugar, impulsa esos materiales, los distribuye por un nuevo público y entre ambos extraen los beneficios de la asociación.

Por eso, siéntete libre de compartir contenidos producidos por terceros, siempre y cuando no te atribuyas su autoría o plagies partes.

La figura del content curator

El concepto de curador tiene un papel importante en el entorno museístico, donde una figura interna o externa al museo propone, además de una línea temática para una exposición, las obras que deberían aparecer en ella (e incluso su disposición en sala).

curación de contenidos en barcelona

Podemos trasladar el ejemplo al content curator, que:

  • Establece la línea que seguirán las comunicaciones de la marca o empresa.
  • Decide qué noticias, artículos, etc. le sentarán mejor a esa línea curatorial.
  • Selecciona las que serán más relevantes para los usuarios.
  • Analiza el alcance e interés que despertaron sus decisiones.

Aquí, las obras de arte son las noticias y el museo la red social en la que operará el content curator.

Cuándo recurrir a la curación de contenidos

La curación de contenidos requiere tiempo y análisis de los materiales disponibles, por eso no está disponible para todo el mundo.

Si tu caso es el de la empresa atribulada o profesional desbordado, olvídala o haz un uso comedido de ella.

En cambio, si dispones de tiempo o presupuesto, adelante. Con la curación de contenidos conseguirás que tus redes sociales estén más vivas.

curación de contenidos efectiva

Piensa que esos contenidos se suman a la voz que hayas creado para tus comunicaciones.

Otra situación en la que la curación de contenidos va bien es cuando publicitas los productos de tu tienda online. Algunos sectores generan materiales paralelos, como reseñas o críticas que no pueden pasarse por alto y a las que tus clientes deberían acceder.

Los contenidos curados pueden convivir sin problemas con los tuyos propios. Se entiende que no puedas producir materiales cada día, así que, para que tus clientes se sigan sintiendo “informados”, puedes recurrir a esta información suplementaria para tenerlos al día.

Objetivos de la curación de contenidos

El principal, es la actualización de las redes sociales.

Con este simple ejercicio generas confianza, indicas a tus clientes, tanto reales como potenciales, que te mantienes activo.

El segundo objetivo es aumentar tu reputación.

el curador de contenidos

Sean tuyas o ajenas, ofrecer buenas noticias siempre es bien recibido. Lo mismo con los consejos. Una buena selección de artículos redundara en tu notoriedad como experto del sector en el que te mueves. También generas ese “esta persona sabe de lo que habla” porque “cita a esta otra persona cuyas opiniones también son de fiar”.

El tercer objetivo es mostrarte profesional.

Con esto quiero decir que aprender durante el proceso de curación. El criterio para escoger los mejores contenidos no nace de la noche a la mañana. Es una práctica que requiere observación, inteligencia, perseverancia.

Público de la curación de contenidos

La respuesta es sencilla: tus clientes.

Ya sean potenciales o establecidos, los clientes son los primeros que se benefician de tu habilidad como curador de contenidos.

Otro sector que también valorará tu trabajo son los colegas de oficio, que verán en ti una persona que conecta con sus inquietudes, aunque no exista entre vosotros ninguna voluntad comercial.

El tercer sector, no menos importante, es la competencia, que no dudará en echar un ojo a tus publicaciones para ver lo delante o detrás que estás de ellos. Imagina que en tu Twitter publicas artículos del sector que ya están desfasados. Con este error, estás rebajando tu nivel de “peligrosidad” como competencia.

Los temas de la curación de contenidos

Esta parte requiere que respondas a dos preguntas:

  • ¿Qué quieres compartir?
  • ¿Cómo serán esos contenidos?

La primera pregunta es amplia, ya que quizá solo te interese compartir noticias. Otras empresas apostarán por las infografías o, directamente, imágenes del producto en acción. Sea cual sea el contenidos, mantente firme a tu decisión o confundirás a la audiencia.

La segunda pregunta tiene más miga, ya que requiere:

  • Afinidad con los usuarios.
  • Relación con tu experiencia.
  • Especificidad.

¿Qué quiero decir? Que no puedes publicar lo primero que se te ocurra o te caiga en gracia. Un día puede funcionarte pero, seguramente, el éxito no tendrá continuidad.

Así, lo mejor es centrarse en las necesidades del cliente, aportar información que puedas defender en caso de que alguien pida más detalles, y sobre todo, mantente fiel a tu producto o servicio. Si interrumpes una línea editorial seria con un chascarrillo, probablemente, estés descolocando a los clientes.

Escenarios donde curar contenidos

Ya lo he mencionado a lo largo del post: las redes sociales.

A partir de aquí, tú decides en qué red. Responderá a tu estrategia de redes sociales, al trabajo que has ido haciendo como community manager.

Otra opción es llevar esos contenidos a tu boletín. La newsletter es una herramienta maravillosa para establecer relaciones que van más allá de lo comercial. Junto a tus novedades, podrías incluir las novedades del sector.

Cantidad y calidad de contenidos a curar

En este punto, más que darte unas pautas, te pediría que fueras constante.

Si decides promocionar un contenido por día, adelante, veremos hasta qué punto lo asume tu audiencia. Para eso existen las estadísticas y rápidamente verás si ha sido una decisión acertada.

Eso sí, insisto en que filtres, porque algunos sectores generan toneladas de información que nadie puede digerir. Aquí tendrás que hilar frío y escoger aquellos relevantes o que llamen más la atención.

Una vez más, cíñete a tu propio guion.

Curación de contenidos en Redactia

No podía faltar un mínimo autobombo.

En Redactia también ofrezco curación de contenidos. Es un servicio especialmente económico en el que analizaré tu sector, las necesidades de tus buyer personas, así como las fuentes de información que puedes ofrecerles.

¿Qué me necesitas haciendo seguimiento? Perfecto.

¿Qué te doy un patrón y tú mismo te autogestionas? Lo mismo. Siempre me adapto al cliente, así que, tú tienes la última palabra.