Categorías
Redactia Barcelona

Mejorando la estrategia de contenidos

Llega en un momento en tu estrategia de contenidos que no sabes qué contar.

Crees que has agotado todos los temas o que aquellos que aún pueden dar de sí ya no interesan a tus clientes.

Es el momento de emplear una serie de técnicas que revitalizarán tu blog ante la audiencia y, como no, ante Google.

Mejorar el contenido antiguo

Échale un vistazo a los artículos que publicaste hace unos años.

¿A que cambiarías muchas cosas?

Pues hazlo, así de sencillo. Métele un meneo a esos textos, empezando por el estilo.

estrategia de contenidos mejorar contenidos

A todos nos pasa: nos leemos con cierta distancia y todo nos parece un horror.

La clave es que evolucionamos, que nuestro estilo madura, se hace más rico y se quita de encima aquellos recursos que nunca funcionaron.

También es posible que tu estrategia de contenidos haya pasado por distintas manos en los últimos años. Quieras que no, se advertirá un cambio de estilo. Ha llegado la hora de aunar ideas para que tu negocio en el pasado se parezca al presente.

Ampliar contenidos anteriores

Todos los negocios evolucionan. El tuyo no es una excepción. Y si no es el negocio, son las herramientas que se emplean, ya sean tradicionales o vinculadas a Internet.

Muchos textos antiguos quizá requieran un lavado de cara o explicar con más detalle los aspectos por los que antes pasaste de puntillas.

estrategia de contenidos ampliar

Todo ese esfuerzo se traduce en más palabras para tu artículo, y a más palabras, más valor.

La lectura que Google hace de la ampliación de contenidos es que tu negocio nunca se estanca. Siempre quiere estar al día. Dar su mejor cara.

Recupera el material antiguo

Otra opción para que tu estrategia de contenidos siga viva es mirar con lupa los textos previos e identificar los puntos en los que te explayaste menos. Ese párrafo, tras una pequeña (o grande) investigación, puede convertirse en un nuevo post.

estrategia de contenidos recuperar

Identificar el grano aprovechable en “pasadas cosechas” es difícil, ya que te plantea la cuestión de si el material recuperado es relevante. También se ha de andar con cuidado porque no se puede estirar de todos los contenidos. Algunos no darán más y te darás cuenta cuando trates de enrollarte al respecto. Si es tu caso, descarta el contenido y concéntrate en hacer cosas nuevas.

Recurre al vox populi

Aunque te parezca imposible, siempre hay algo de qué hablar. En caso de que seas una empresa pequeña, reúne a tus empleados en una sesión de brainstorming. Por un lado, se sentirán valiosos al participar en un departamento que, posiblemente, no sea el suyo; por otro, aportarán ángulos novedosos que se te hayan podido pasar por alto.

En caso de que te falten apoyos, deja que Internet diga la suya. Analiza el sector y las opiniones que se vierten sobre tal o cual servicio. Las dudas de otros te proporcionarán los temas de los que urge hablar. Revisa los comentarios que reciben los artículos de la competencia; son una fuente de información valiosa.

Nunca olvides la experiencia personal

Si sigues en el negocio, sigues generando experiencia.

La aventuritas también pueden convertirse en contenidos de calidad para tu estrategia de contenidos.

Recopila los mejores y peores momentos por los que has pasado y conviértelos en casos de estudio. Analiza qué fue bien y qué resultó un desastre. Cada caso será un post valioso para otra persona que, probablemente, se haya visto en la misma situación.

Entiendo que por la naturaleza del negocio no puedas revelar toda la información que te gustaría, pero puedes llegar a un pacto con los visitantes. El clásico “hasta aquí puedo leer” puede dar pie a que un curioso solicite más información y se convierta en un potencial cliente.