¿De dónde sacar la inspiración para los textos de una web?

Muchos negocios encargan una web sin tener en cuenta que en esa web incluirá textos explicativos.

La falta de previsión puede hacerte caer en tópicos, como ensalzar tus virtudes de forma artificiosa, llenar las descripciones de adjetivos que poco aportan o, lo que atenderemos en este post, olvidarte de incluir tus auténticos valores.

datos como inspiración para textos

Los datos empíricos como valor de una empresa

Toda empresa acumula datos. Quizá no los hayas tenido en cuenta, pero a la hora de escribir los textos de tu web, serán de muchísima ayuda.

Estos datos facilitarán que los demás entiendan tu modelo de negocio. Siempre y cuando, claro está, sean datos auténticos. No vale engordarlos ni adulterarlos para que parezcan mejores de lo que realmente son.

Los datos se imponen a las descripciones vagas, ya que resulta más creíble decir que el 40% de la web usa WordPress que «casi la mitad».

Por otra parte, creerás que tu negocio no cuenta aún con suficientes datos de valor para incluirlos en los textos de la web. Error. Párate a pensarlo unos minutos y ya verás que, como todo el mundo, generas estadísticas.

Recurre al número de empleados

La cifra de empleados de tu empresa puede convertirse en una inspiración para los textos de la web. Incluso inspirar una sección por sí misma.

A más empleados, más grande es el negocio. Además, si es una plantilla estable, puedes incluir su trayectoria y área de experiencia en las descripciones de tu web.

Por otro lado, empresas de pocos empleados en sectores altamente competitivos hablan de un talante especial: pocos haciendo el trabajo de muchos. Yo lo interpretaría como un «qué buena es esta gente».

Habla a tus futuros clientes de tus pasados clientes

El trabajo bien hecho también habla de ti. Reúne tus casos de éxito y aporta el número total de clientes satisfechos.

Otra opción es que midas lo que tardaste en resolver las necesidades de estos. Un copy que haga honor a la verdad dirá: «entrega confirmada en 24 horas». Incluso si eres una empresa que no puedes garantizar los plazos de entrega, el cliente final agradecerá más un «2-5 días» que un «media semana» que puede convertirse en una semana completa.

Sacar a relucir tus beneficios

Algunas empresas demuestran su poderío mostrando en abierto los beneficios de cada año. Puedes hacer lo mismo, en especial, durante temporadas difíciles para el sector, como la reciente pandemia.

Si tus ingresos se mantuvieron o crecieron, no deberías guardártelo. Como antes, genera confianza. Manda un mensaje de sabiduría, de adaptación a cualquier circunstancia.

Entiendo que muchos negocios encontrarán excesivo tal demostración de patrimonio. Tú tienes la última palabra.

Por otra parte, esos beneficios no tienen por qué ser económicos. Algunas empresas describen en su página web los beneficios ecológicos de trabajar con ellos. Muestra tu estadísticas de reciclaje, si es que las tienes, y gana capital simbólico.

Conclusiones

Estas fueron algunas sugerencias a la hora de buscar inspiración para los textos de tu web, pero en lo que se refiere a aportar datos, las opciones son muchas.

Emplea combinaciones de estrategias, construye unos copys firmes a partir de números oficiales. Sácale jugo a las cifras más allá del departamento de contabilidad.

Por ejemplo, si durante un año vendiste muchísimas unidades de un producto concreto, conviértelo en tu producto estrella.

Cada número es poderoso.


Imagen por Alexander Sinn en Unsplash