Cómo escribir la introducción de un texto

La introducción es la parte más importante de un texto, ya sea divulgativo o con intenciones comerciales. En ella has de poner todas tus energías, ya que, por muy interesante que esté el resto del artículo, no lograrás conectar con tus lectores.

escribir la introducción de un texto

Funciones de la introducción de un texto

Su nombre lo dice todo: introduce. Presenta las ideas fundamentales del artículo. Eso sí, excluye los detalles y las conclusiones, que ya disponen de una sección propia para desarrollarse.

En las fichas de producto, la introducción puede adoptar diferentes formas. Puede formar parte de una estrategia de storytelling, añadiendo algo de color a la descripción del artículo en cuestión. También puede ayudarnos a situar el producto en su contexto, por ejemplo, relacionándolo con otros o con unos servicios.

Requisitos al escribir la introducción de un texto

Lo primero: concisión. No podemos enrollarnos, ya que, en lugar de la introducción, estaríamos escribiendo el artículo en sí.

Evita los adjetivos innecesarios, las repeticiones y cualquier información secundaria, ya que esta tiene que aparecer más adelante, no al comienzo.

Lo segundo: tener las ideas claras. Has de saber en todo momento qué vas a escribir. No puedes divagar o irte por las ramas.

Aporta valor, y en el caso de que dispongas de datos, empléalos para ilustrar aquello que quieres contar. No te hagas el o la interesante reservándote información para después.

Storytelling en la introducción de un texto

En ocasiones, la información disponible para el post o la ficha de producto es limitada. ¿Cómo darle vida al conjunto sin llenarlo de paja?

El storytelling es la solución. Aunque tampoco es un parche. Úsalo tan solo si ya lo empleaste en tu estrategia. Si la línea es ofrecer información concisa, mantente en ella; y si lo que quieres es explicar algo más, mi recomendación es que adaptes todos los textos al storytelling.

El storytelling es una disciplina compleja, pero te puedo dar varios consejos para introducirla en tus textos:

  • Personaliza. En el momento en que tú entras en el texto, ya estás personalizándolo.
  • Añade experiencia. En el caso de los productos, puedes incluir una línea que refleje tu satisfacción o la de otros clientes. Esta tiene que ir más allá del “a mí me gusta” y orientarse más “recuerdo aquel día en que este producto me ayudó a…”.
  • Añade valores. Pueden ser físicos o emotivos. Al resolver una necesidad, experimentamos sentimientos. Anticípate y diles lo que quieren oír.

Naturalmente, el storytelling requiere algo más, pero estás aquí porque tienen poca o nula idea de cómo redactar la introducción de un texto, así que para empezar ya va bien.

Añadiendo algo de SEO a la introducción

Que la introducción del texto llame la atención logra dos cosas:

Primero: que los lectores pasen algo de tiempo en ella.

Segundo: que tengan confianza en lo que se cuenta.

Esto deriva en lo siguiente:

  • Si confían en la introducción, existen muchas posibilidades de que también confíen en los enlaces que esta incluya.
  • Si está bien escrita, incluirá la o las palabras clave por las que el artículo o el producto posiciona.

Sabiendo esto, hay que aprovechar la oportunidad para añadir enlaces y palabras clave. Eso sí, orgánicamente, ya que una forma artificiosa romperá la magia y el usuario se echará atrás.

Mi consejo: lee en voz alta la descripción tras incluir la palabra clave. Si esta suena a “pegote”, renuncia. Ya aparecerán otras oportunidades de evidenciarla.

Lo mismo con los links. Presta atención a las palabras que usa el enlace, el llamado anchor. Si es atractivo, el cliente hará clic. Si huele a publicidad, se lo saltará.

Igualmente, vigila con la página de destino. Le pides a una persona que mire en otra dirección. Si lo que le espera nada tiene que ver con sus necesidades, se sentirá estafado.

Recapitulando

Las claves de una buena introducción son:

  • Que sea concisa
  • Que contenga información valiosa
  • Saber de qué hablas
  • Que resuma muy bien las ideas del artículos
  • Que permita enlaces y palabras clave
  • Que admita storytelling (aunque esto es opcional)

Recuerda que es una introducción. Los agentes comerciales enseñan su tarjeta de presentación a los clientes, no su currículum. Advertirás que vas por el buen camino cuando el porcentaje de rebote de tus artículos descienda. Eso quiere decir que hay algo en ellos que los retiene. Por lo tanto, misión cumplida.


Foto por Vladislav Klapin en Unsplash