Categorías
Redactia Barcelona

Usar palabras clave en un texto sin que (casi) se note

Usar palabras clave en un texto es en ocasiones más difícil que escribir el texto en sí.

En mi caso, me las he visto y me las he deseado para introducirlas en los post de algunos clientes.

usar palabras clave en un texto

El problema es que tu herramienta de keywords favorita ofrece un rango muy alto de frases clave, algunas de ellas saltándose incluso la lógica gramatical.

Ahí es cuando dices: ¿qué hago yo con esto?

Cuando la palabra clave parece en otro idioma

Aunque la búsqueda por voz ha recuperado parte de las llamadas stop words (artículos, preposiciones, etc.) te ocurrirá que muchas de tus palabras clave no las tienen. En ese caso, ataca desde los siguientes ángulos:

  • El hipérbaton.
  • El campo semántico
  • Elipsis

El hiperbatón

El hipérbaton es una figura retórica de construcción. Habitualmente, la encontramos en la poesía. Consiste en la alteración del orden lógico (o habitual) de las palabras en una frase. Puedes coger cualquier poemario de Góngora y entender de qué te estoy hablando.

Usar palabras clave en un texto sin que (casi) se note 1
Góngora sería un buen experto en SEO.

No te digo que conviertas tus fichas de producto en poemas. Pero sí tener en cuenta que el castellano hablado desordena en muchas ocasiones esa lógica, así que de tanto en tanto puedes permitírtelo. En especial, con combinaciones de keywords tan terroríficas como “zapatilla deportiva Adidas comprar”.

El hipérbaton no es una panacea, pero en alguna ocasión te puede salvar el pellejo.

El campo semántico

El campo semántico funciona en estrategias de posicionamiento menos estricta. Los robots de Google detectan tu web por muchos factores, no solo por las palabras clave.

Si la “zapatilla deportiva Adidas” es la palabra clave en un post sobre recetas y la justificas indicando que son muy cómodas para cocinar, probablemente, esa entrada posicionará mal. Y si no posiciona mal, la gente, en el momento que acceda a tu web, se saldrá por patas al darse cuenta que les han tomado el pelo.

Google también trabaja con la semántica. Si alrededor del concepto clave aparecen otros relacionados, estos sumarán en el posicionamiento.

Siguiendo el ejemplo anterior, si tu ficha o post incluye numerosos datos técnicos propios de esa zapatilla, quizá puedas ahorrarte el “zapatilla roja Adidas comprar” y escribirlo como Dios manda, con el verbo por delante.

La elipsis

La elipsis es otra figura retórica que es la bomba para usar palabras clave en un texto.

Permite la omisión de una o más palabras en una frase en la que, de no estar presentes, su presencia se sobreentiende.

También tiene un punto lírico, así que id con cuidado. En el contexto de la zapatilla deportiva, podríamos decir en el texto:

“La suela nos ofrece un extra de amortiguación; el diseño, velocidad” (en lugar de “el diseño nos ofrece velocidad).

Introducir la palabra clave en el primer párrafo del texto

Es sencillo, aunque tiende a generar artículos artificiosos. Si el consumidor, que ya sabe de qué va tu post por el título, es recibido por el título otra vez… malamente. Si luego esta combinación de palabras vuelve a aparecer en un subtítulo o se repite en exceso durante las descripciones, notará que hay algo raro.

Un porcentaje muy elevado de los usuarios ni se enteran de que has usado una palabra clave en el texto. En ocasiones, por estas cosas del posicionamiento, lo que parece una keyword no lo es. En cualquier caso, no juegues con fuego o seguro que te quemas.

La mejor forma de introducir la palabra clave en el primer párrafo del texto es enunciando la keyword como un problema, o formulando una pregunta. Genera premisas y así el lector conecta más con el copywriter.

Usar palabras clave en un texto de forma coherente

Las palabras claves pueden aparecer en un porcentaje del 2% respecto a la totalidad del texto. Es una cifra promedio. A partir de ese 2%, las cosas se calientan. Google puede creer que estás haciendo trampas.

Bajo el 2%, los buscadores entienden de qué va el post.

También puede ocurrir que la frecuencia sea baja, por lo que peligra el posicionamiento de la keyword. En estos casos, rómpete las neuronas para incluirla más veces.

En otras ocasiones dirás que es imposible, que el texto da muy poco juego. Si te ocurre, insisto en la semántica. Tira de palabras relacionadas y ayuda a los robotitos a que comprendan tu web, tus artículos y dónde quieres llegar.

Usar palabras clave en un texto sin que (casi) se note 2
¿A cuántos os ha sacado de quicio el semáforo del Yoast?

No te obsesiones con el semáforo del Yoast. Piensa que es orientativo. Si cumples con la densidad de palabras clave, perfecto, you win; si te quedas corto, anota las dificultades que tuviste con ese post y trata de potenciarlo por otras vías, como los enlaces directos. Quizá tengas artículos relacionados cuyo SEO sea más sencillo. Enlázalos sin complejos y aguarda resultados. Naturalmente, cada maestrillo tiene su librillo. Este es el mío, que suele funcionarme. La prueba, es que has leído hasta aquí. Aunque, seamos justos, también es mérito tuyo. Así que, a trabajar.